sábado, 28 de agosto de 2010

Pregón de las fiestas de san Bartolo en Veneros (León)


Siete letras tiene Veneros como los siete días de la semana, como los siete mares, como las siete colinas de Roma y como los siete magníficos del Oeste, letras que llenas de significado y de fuerza.
Veneros se escribe con ‘uve’, ‘uve’ de vida, de ventura, de valor y de vino.
Veneros se escribe con ‘e’, ‘e’ energía, de elegancia, de espacios eminentes, de estímulos, de eternidad.
Veneros se escribe con ‘ene’, ‘ene’, de naturaleza, de nieve, de nido, de nube, de narración.
Veneros se escribe con otra ‘e’, de esplendores esmeraldas, de elevaciones escarpadas, de helechos, de encinas, de envejecer con esperanza.
Veneros se escribe con ‘erre’, con ‘erre’ de ríos y regueros rumorosos, de rocas y riscos rotos, de riqueza de robles y roquedos, de refugio romántico y remoto.
Veneros se escribe con ‘o’, con ‘o’ de origen, de oración, de olvido, de ocaso de oro sobre el orbe.
Y finalmente Veneros se escribe con ‘ese’, con ‘ese’ de sabiduría, de silencio, de soledad, de selva, de sabor, de sentidos y de simpatía.
Siete letras tiene Veneros como los siete días de la semana, como los siete mares, como las siete colinas de Roma y como los siete magníficos del Oeste, letras que llenas de significado y de fuerza.
Crispín d'Olot