viernes, 26 de octubre de 2012

QUISO EL AZAR O EL DESTINO por Gabriel José León


Quiso el azar o el destino
que en depresión yo sumido
fuera por la poesía
de un trovador conmovido.

Por armas él no portaba
de tortura las espadas,
más bien las de fermosura:
versos, ritmos y tonadas.

Mas no le hace falta lanza
para rendir su enemigo,
trovando con elegancia
la ignorancia ya ha vencido.

Pues sepa usted que entre risas
y entre canciones hermosas
un juglar enseña cosas
que hasta los sabios precisan.

Lo vi tocar su zanfoña
mientras narraba relatos
de príncipes en harapos
y reyes que buscan gloria.

Luego rasgó su guitarra
acompañando romances
que a las gentes del teatro
todas dejaron en trance.

Mas teniendo yo madera
de relator y cronista
quise que me concediera
una pequeña entrevista.

Sentóse a beber conmigo
su copa mientras contaba
cómo en música y palabra
su vida se ha convertido.

Y quien lo escuchase hablar
de todos sus instrumentos
de tradición medieval
y que se cuentan por cientos,

sin duda preguntaría
por curiosidad movido:
dime dónde has aprendido
el mester de juglaría.

Aquello se preguntó
y respondióme el buen señor,
llegaba desde León,
su nombre: Crispín d’Olot.

jueves, 25 de octubre de 2012

miércoles, 17 de octubre de 2012

Vida Artística (actualización)

   - 2º puesto, en Tú sí que vales! 2012, que reunió a los más destacados concursantes de anteriores ediciones. 
   - 4º puesto Tú sí que vales! 2009
   - Premio del público Encinart 2010
   - 1er premio Certamen Internacional de Cuentacuentos Tierras del  Torío 2008
   - Festival Abapalabra (Colombia)
   - Festival Mundopalabra (Colombia)
   - Festival Internacional de Narración Oral de México D. F.
   - Festival Internacional Un Cerro de Cuentos (Ecuador)
   - Jornadas Cervantinas en San Juan de Puerto Rico

   Hace quince años que Crispín d'OLot, un juglar a la vieja usanza, viene representando por teatros, escuelas y plazas de España y América Latina. Esta aventura teatral, poética y musical, nació como una iniciativa del último juglar literario, que encontró en la literatura clásica española una herramienta de cultura para reconstruir imaginarios que permitieran el rescate de nuestra esencia, como miembros de una sociedad marcada cada vez más por la violencia y la incapacidad para reunirse en torno a puntos comunes de identidad y valores.
   Crispín d'Olot, se tornó juglar sin pretensiones de trascender. No obstante, con el paso de los años se ha ganado un espacio preferencial entre los circuitos de festivales de narración oral del mundo y han sido principalmente los directores y lo coordinadores de dichos festivales los primeros que han estado atentos a este trabajo de difusión y revalorización literaria.
   En la actualidad Crispín d'OLot es considerado un referente cultural obligado, llegando incluso a cosechar grandes éxitos en programas de televisión de máxima audiencia por su poder de convocatoria y la calidad artística y nivel de producción.