domingo, 13 de enero de 2013

A UNA NARIZ DE QUEVEDO, DOWLAND Y D'OLOT ALCANZA 5.000 VISITAS


Cuando me comprometí
-con celo y conmigo mismo-
poner música al soneto
me vi de frente a un abismo.
Era difícil empeño
canturrear "A una nariz";
un soneto es diabólico
y estás próximo al desliz.
Dos cuartetos, dos trecertos,
¡oh, feliz asimetría!
¿y la música? Otro reto
sacarle una melodía.
Con la ayuda isabelina
de John Dowland, laudista,
solucioné inconvenientes
y limé cualquier arista.
Orgulloso estoy por ello
de ofrecer una canción
que no sea un mamotreto
y está llena de emoción.
Musicar a los poetas,
cualquier puede, cualquiera,
pero estar a su nivel
es una tarea fiera.
Ya son 5.000 visitas
lo que sin lugar a dudas
es galardon merecido
a empresa tan campanuda.


martes, 8 de enero de 2013