lunes, 29 de julio de 2013

PREGON DE LAS XX JORNADAS MEDIEVALES DE MANSILLA DE LAS MULAS


¿Quién fuera tu hijo ¡Mansilla!,

de tus tierras trovador,

para cantar tu leyenda

y tu historia con amor?

¿Quién fuera de tus riberas

un humilde ruiseñor

para tejer con sus trinos

grato y humilde pregón

y publicar tu grandeza

sin pompa ni ostentación?

¿Quién fuera de nuevo niño

que temblando de emoción

en la penumbra bendita

de la ermita en oración

solicitase a la Virgen

la sencilla inspiración

para juntar unos versos

que sirviesen de baldón,

para adornar con palabras

nacidas del corazón

tu maravilla, ¡Mansilla!,

con dulce y sentida voz.

 Y aunque la infancia dichosa

el tiempo se la tragó

Virgen de la Gracia, madre,

da a mi lengua inspiración.

para poder retratarte,

¡Mansilla!, como un pintor,

para plasmar tu hermosura

cual la del primer amor.

Bella villa de Mansilla

de las Mulas, ¡Oh, primor!

tus mayores te elevaron

entre cantos y labor;

el cielo azul te dio fe

y el Esla te bautizó

(Esla, muralla de agua

que medita tu esplendor

y cerca tierra de campos

en perpetua procesión).

Albergue de peregrinos,

arca de la tradición,

tu fértil vega y tu campo

dan envidia al mismo sol.

Yo quisiera ser, ¡Mansilla!,

con manso acento, tu voz.

Que deleite tus murallas,

altura, piedra y honor,

custodiando tu callejas,

con gesto batallador

como aguardando el regreso

de los reyes de León.

Qué delicia la firmeza

de tus cubos en redor,

altaneros y gallados,

como advirtiendo al ladrón

que en masilla sólo hay sitio

para los hombres de pro.

Que delicia  tu Postigo,

rumbo al Esla corredor,

sobre el camino empedrado

del tiempo en el  corazón.

En la Puerta del Castillo

y en la de La Concepción

me paro a escuchar rumores,

medito con emoción:

¿Cuántos besos?, ¿cuántos poemas?,

¿cuántas historias de amor,

si estas puertas conversaran

traerían a colación?;

¿cuántas vidas?, ¿cuántas muertes?,

¿Cuánta alegría y dolor?

Arco de Santa María,

qué grato con tu farol

y una señal de sentido

preferente al conductor,

señal de que eres ya viejo

como aquel pagano dios.

Qué amena, plaza del grano,

campesino corazón,

maestra de soportales,

de sombra y paz surtidor,

donde se fuma y se mira

deshilarse un chaparrón

mientras se merca, se trata

y se arregla la nación.

Qué placer el puente antiguo

de ignorado constructor,

tu calzada, tu museo,

divisa de mi región;

es para ellos mi lira,

mi pluma y mi admiración

pero no quiero acabar

sin hacer una mención

a todos los mansilleses

que están lejos de León

y de su madre Mansilla

como hijos de Sión.

No olvidéis nunca su vega

ni su campo ni su alfoz

ni sus mujeres bonitas

ni su historia y su blasón

ni a esa pícara Justina

que justa fama os dio.

miércoles, 10 de julio de 2013

XIV FESTIVAL DE NARRADORES ORALES DE SEGOVIA

   Desde que en 2008 participé en el festival de narración oral "Cuentantón" de Chelva -que fue hasta hace dos días mi primer y único festival de narración en España-, no me habían vuelto a invitar a participar en un certamen de estas caracteríscas dentro de las lindes y fronteras de mi habitat. Le estoy muy agradecido al señor Ignacio Sanz de que haya roto con esta mala suerte u olvido o negligencia que me mantenía lejos de los circuitos de narración carpetovetónicos. Veremos si a partir de ahora la buenas gentes que miman y cultivan, como hortelanos de la palabra, estos festivales, me consideran digno de participar en sus convocatorias. Mientras tanto seguiré llevando la lengua de Cervantes allende los mares, al Nuevo Mundo, donde, todo hay que decirlo, ser juglar medieval no está reñido con ser narrador oral.
    P. D.: Gracias Laura por el libro. Un detalle.