martes, 29 de junio de 2010

Mi CV en verso por Laura Parellada

*Sí, sí, la autora es la biznieta del poeta Pablo Parellada autor de 'La lengua castellana', poema que todos recordáis de mi intervención en Tú sí que vales y que está colgado en este blog. En la foto, Laura Parellada Salinas, junto a su padre, Pedro Parellada Bellod (nieto de "Melitón González), y su hermano Mariano Parellada.

CRISPÍN D’OLOT

Es larga ya la experiencia
de Crispín como juglar;
desde Galicia a Valencia
ha demostrado a la audiencia
su talento al recitar.
También en el extranjero
con gran éxito ha actuado:
Jordania oyó el romancero
que vibró imperecedero
al Wadi Rum transplantado
en una noche de abril
y de luna sarracena
para un grupo de unos mil
y bajo más de un candil
se ofreció una buena cena.
(No estar allí fue una pena
pues siendo lugar de oriente
no pudo estar más serena
y más “segura” la escena
con Catalana Occidente).
Y llegó hasta Puerto Rico,
luego a Australia (o al revés);
¿recitó allí lo del mico
-disecado el pobrecico-
en español o en inglés?
Brilla Crispín en pregones,
brilla en fiestas medievales,
aunque con tantos jubones
al calor de las canciones
fallezca de siete males.
Pero lo que hace mejor
-me fascina, lo confieso-
es su permanente labor
de transmitir el valor
a las víctimas de la E.S.O.
del acervo cultural
que se nos pierde hoy en día,
pues les han hablado mal
de la memoria: ¡es brutal
aprenderse una poesía!
Y cuando más miedo tuve,
cuando más sufrí por él,
fue al preguntar en tv
inconsciente cual querube
“¿y vos sois suegra, Massiel?”
Que caiga en gracia en tus manos
la guasa de estos renglones;
que disfrutes el verano
entre el moro, el castellano,
o entre vascos y Bascones.
Quien estos versos te envía,
sabe bien, y no es consuelo,
mejor lo haría, lo haría...
mejor lo haría mi abuelo.

L.P.S.

viernes, 25 de junio de 2010

Panegírico a Antonio Cortijo Moro

Mi buen Antonio, ¿dónde andarás ahora? Recuerdo cuando te acercaste a mí después de una actuación en la calle. La frente nevada, el rostro agostado. La pasión del verso y de la vida en los pliegues de tu rostro. Irreductible como un árbol en la quebrada, como un viejo profesor exiliado asido a sus poemas. ¿Qué recuerdos desperté en tus entrañas? Me regalaste tus versos y me tendiste tu mano. Como un Quijote airado y aún perplejo conjuraste a la turba indolente que pasaba a nuestro lado a prestar oídos a mis versos, ¡he aquí un sublime trovador enviado por las musas! . Amigo Antonio, me diste algo más valioso que el oro: tu admiración.


jueves, 24 de junio de 2010

Cenas Medievales


He actuado en Cenas Medievales por medio mundo: Australia (06/03/99 Rowany Festival -Festival Medieval-, Sydney), en Puerto Rico (04/09/05 Jornadas gastronómicas históricas de Castilla y León en San Juan de Puerto Rico), en Jordania (05/04/10 Desierto de Wadi Rum. Convención Vida, organizada por Catalana - Occidente), en Portugal (08/06/01 Viagem Medieval de Santa María da Feira).
Sería ardua tarea enumerar las cenas que he organizado y/o amenizado: las Templarias de Ponferrada, las de la Semana de Estudios Medievales de Estella, las del Monasterio de Matallana, la del Monasterio de Carracedo, las de las Crónicas del Rey Don Pedro en Torrijos; las de restaurantes como El Ermitaño de Benavente, Infanta Leonor de Carrión de los Condes, Don Pelayo de Valladolid, etc., etc, etc.
Recuerdo mi primera Cena Medieval. Fue en 1998 en La Coruña, dentro de la gigantesca carpa blanca que instalaban en la plaza de Capitanía los pulpeiros.
El público comía, bebía, disfrutaba, mientras yo amenizaba con cantos y chanzas tan singular banquete. Amor a primera vista.
Mi espectáculo gustó y decidí preparar un espectáculo ex profeso para las Cenas Medievales. Analicé los problemas técnicos, ponderé las ventajas, sopesé los inconvenientes. Poco a poco fui dando con la fórmula mágica mezclando a partes iguales, música, teatro y humor y mi propio equipo de música y animación.















Comprendí que no todos los artistas sirven para una Cena Medieval. Hay que saber un poco de todo: malabares, música y teatro. También es importante no despreciar un comedor por humilde que pueda parecer como escenario.















Creo en las Cenas Medievales porque son una forma única de entretenimiento que nos ha legado la antigüedad. En ellas los artistas se mezclan con el público entre platos, brindis y regocijo. Alguien dijo que eran cultura y hartura. Si bien el trabajo es duro, merece la pena.


martes, 22 de junio de 2010

Panegírico de Adelia Troncoso

O venres pasado estivo con nós no IES Val do Tea Crispín d’Olot. Xa na entrada que fixemos para anunciar a súa actuación falamos del coma dun peculiar personaxe, pero despois de ver, sentir, aplaudir e participar na súa actuación, que máis poderíamos engadir? Os que o vistes xa sabedes a que me refiro, os que non, simplemente dicirvos que tedes que ver a este “peculiar e entrañable personaxe” que convirte o que para uns pode ser un árido programa dunha materia nun espectáculo, en humor, en ledicia, sen, para nada, desvirtualo.

O repaso pola literatura castelán desde as jarchas ata o século XX, que fai en dúas sesións de 90 minutos cada unha dinos máis (e non quero para nada infravalorar o traballo dos compañeiros/-as que imparten a asignatura de literatura castelá) que un trimestre de clases. Evidentemente para iso hai que valer, e aínda que o gancho de que sexa un personaxe que ata fai pouco moitos de vós seguistes en televisión serviría para manter a atención os primeiros 10 minutos, non pasaría daí se non fora porque a súa posta en escea nos tén xa atrapados desde o minuto en que entra pola porta.

E xa naide dubida do seu bon facer con respecto a dar a coñecer a literatura castelán, pero Crispín non se queda aí, abarca aínda máis facendo reflexións críticas sobre realidades sociais que nos afectan e que a moitos non se lles ocorriría mentar falando de literatura, pero el faino, e introdúceo no seu espectáculo coa naturalidade dunha persoa que revive mundos literarios e vive nun mundo real que ás veces é o máis irreal dos mundos.

En definitiva, que nos atopamos no centro cun personaxe xenial, estupendo, fantástico cunha posta en escea que nos entusiasmou a todos e a todas (alumnos/-as, profesores/-as e persoal non docente) pero que tamén, e sen que para nada perdera forza o seu personaxe nos deixou entrever a persoa que hai detrás: unha persoa que camiña pola senda do ben (non dicía el algo así?), unha boa persoa, ou unha persoa comprometida, como se soe dicir hoxe en día en que o compromiso é máis ben un tópico literario.


Adelia Troncoso es bibliotecaria del IES Val do Tea


El viernes pasado estuvo con nosotros en el IES Val do Tea Crispín d’Olot. Ya en la entrada que hicimos para anunciar su actuación hablamos de él como de un peculiar personaje, pero después de ver, sentir, aplaudir y participar en su actuación, ¿qué más podríamos añadir? Los que lo visteis ya sabéis a que me refiero, los que no, simplemente deciros que tenéis que ver a este “peculiar y entrañable personaje” que convierte lo que para unos puede ser un árido programa de una materia en un espectáculo, en humor, en alegría, sin desvirtuarlo en absoluto.

El repaso por la literatura castellana desde las jarchas hasta el siglo XX, que hace en dos sesiones de 90 minutos cada una, nos dice más ( y no quiero para nada infravalorar la labor de los compañeros/-as que imparten la asignatura de literatura castellana) que un trimestre de clases. Evidentemente para eso hay que valer, y aunque el gancho de que sea un personaje que hasta hace bien poco muchos de vosotros seguísteis por televisión serviría para mantener la atención los primeros 10 minutos, no pasaría de ahí si no fuese porque su puesta en escena nos tiene ya atrapados desde el minuto en que entra por la puerta.

Y ya nadie duda de su buen hacer con respecto a dar a conocer la literatura en castellano, pero Crispín no se queda ahí, abarca aún más haciendo reflexiones críticas sobre realidades sociales que nos afectan y que a muchos no se les ocurriría mentar hablando de literatura, pero él lo hace, y lo introduce en su espectáculo con toda la naturalidad de una persona que revive mundos literarios y vive en un mundo real que a veces es el más irreal de los mundos.

En definitiva, que nos encontramos en el centro con un personaje genial, estupendo, fantástico con una puesta en escena que nos ha entusiasmado a todos y todas ( alumnos/-as, profesores/-as y personal no docente) pero que también, y sin que para nada perdiera fuerza su personaje, nos dejó entrever la persona que hay detrás: una persona que camina por la senda del bien (¿no decía él ago así?), una buena persona, o una persona comprometida, como se suele decir hoy en día en que el compromiso és más bien un tópico literario.


Adelia Troncoso, bibliotecaria del IES Val do Tea

domingo, 20 de junio de 2010

Panegírico de La Bañeza Hoy

El pasado día 24 de agosto, en la localidad leonesa de San Feliz de Torío, se fallaron los premios del "I Certamen Nacional de Cuentacuentos Tierras del Torío" alzándose con el 1er premio de la convocatoria el trovador Crispín de Olot con el cuentacuentos para adultos 'El pícaro filandón'.

De entre los 16 participantes, venidos de todos los puntos de la geografía española, y seleccionados previamente entre unos 40 aspirantes, el jurado galardonó 'El pícaro filandón' por la capacidad del juglar para tratar todo tipo de temas inherentes a la condición humana, haciendo reír a grandes y chicos dentro de un ámbito verbal culto y pleno de improvisación. Así mismo destacó sus cualidades como músico, la correspondencia entre el nombre de la obra y el contenido, la simpatía del cartel anunciador, dibujado por Carlos Pérez, del grupo Malavida de Zaragoza...

La participación de Crispín tuvo lugar el día 16 de agosto en el recientemente restaurado patio de comedias de San Feliz de Torío. El concejo quería publicitar la obra de restauración llevada a cabo en la antigua casa de comedias de la localidad con este certamen.

Crispín consiguió, tras su actuación, poner de pie a todo el público asistente, público que, sin ser escaso, bien hubiera podido ser más numeroso de no coincidir la representación con el puente de la Asunción.

En 'El pícaro filandón', colaboraron con Crispín de Olot, el actor y director de teatro madrileño Juan Carlos Ruiz y el grupo de música medieval leonés La Mustadiecha, aportando una nota de sofisticación y espectacularidad al cuentacuentos.

viernes, 4 de junio de 2010

La princesa Yasmín


En el reino de los cuentos,
en un castillo feliz
vivía una princesita
que se llamaba Yasmín.
era fragante y bonita,
como la flor de alelí.
Su archienemiga fatal
era una bruja cañí,
que se llamaba Maruja,
de esas de curva nariz
con verrugas, pelo en pecho,
monodiente, puercoespín,
bola de vidrio, lechuza,
gato negro y traje gris.
Como no tenía escoba
usaba por calesín
una bici de pedales
sin manillar ni sillín.
Una noche de tormenta,
que caían rayos mil,
volando en su bicicleta
fue al palacio de Yasmín.
Aparcó sobre la almena,
apeóse y dijo así:
- ¡Ahora verás, niña pija,
como me vengo de ti!
Puso el candado a la bici,
penetró como un misil
por la ventana del cuarto
donde se peina Yasmín.
Al verla exclama la niña:
- ¡Qué susto, por san Fermín!
Maruja saca su vara
y dice en tosco latín.
- ¡Motus, nomen, dedit, cocis:
que te vuelvas un mastín!
Falla tiro y en un vidrio
rebota el hechizo vil
le da en la jeta a Maruja
y se transformó en mastín.
Desde entonces la princesa
luce perro en el jardín,
luce perro, luce casa,
luce príncipe feliz
Y así se acaba el romance
de la princesa Yasmín.

La hormiga tímida

Érase una vez una hormiga que nunca salía a buscar comida con las demás hormigas porque era muy tímida.


Había una vez

una hormiga chiquitita,

color de mineral;

se llamaba Margarita.

Todas las hormigas

se marchaban de excursión,

ella no quería

salir de la habitación.

Su madre decía:

Margarita, ve a jugar.

Sal, que te del aire,

que te vas a apolillar.

Mami, qué vergüenza,

le decía Margarita,

burla harán de mí

por que soy muy chiquitita.

El día se su santo

su madre montó un guateque.

¡Manos a la obra!

Lo montó en un periquete.

Todo el hormiguero

a la fiesta convidó.

Acudió la reina

¡y Margarita salió!

jueves, 3 de junio de 2010

Bando por José Ángel Bécares


*Este genial poemilla en verso libre lo escribió mi paisano y amigo José Ángel Bécares con retales de los textos de mi página web.

Bando:
Se hace saber
A la paz de Dios bañezanos
Distantes 300 leguas cinco arriba cinco abajo
Soy el hombre de las mil caras
Si me conoceis, saludos
Si no poned mucha atención.
Por la gracia del Señor
La Bañeza tiene Juglar y Trovador
Hoy os cuento este soneto
Lleno deVersos, Romances y Princesas
De Loros, Moros y Micos
Del Señor de Puerto Rico.
De concursantes, Jurados y Elefantes mosqueados
Risas, Aplausos y Telón
Que el treinta de diciembre
Empieza la Función.
Todos a ver la televisión
Y al final de su actuación
Todos a llamar a discreción
Para que al final todos le canten

¡¡¡ Tu si que Vales Trovador ¡¡¡

miércoles, 2 de junio de 2010

Pregón del Villazgo de Aldeamayor de San Martín 2009


I
Había una vez un pueblo,
pequeño, bello y sereno,
(la villa de Aldeamayor,
compañeros, fue ese pueblo),
que a la sombra de un castillo,
corona de un alto cerro,
trabajaba sin descanso,
sin cuartel, de enero a enero,
abriéndole el surco al trigo,
pastoreando el cordero,
limpiando el pinar, rezando
los domingos en el templo.
La fortaleza vigila
de Portillo desde el cerro,
soberbia, de fuertes muros,
pidiendo tributos nuevos.
Todos los hombres la ven
cuando doblegan el cuello
sobre el surco y se desloman
a fin de pagar los diezmos.

II
El conde de Benavente,
noble de rancio abolengo,
quinto duque de Gandía,
es señor de aquellos términos.
Acostumbrado a mandar
y a que le obedezcan presto,
don Alfonso Pimentel
sin sujetar sus arrestos
a sus vasallos oprime
con la férula y el cetro.
Sobre aquellas dieciocho
poblaciones de su feudo,
Boecillo, La Pedraja,
también Tudela de Duero,
La Parrilla, La Cistiérniga,
Aldeamayor, y otros pueblos
que no voy a enumerar
porque se me haría eterno,
el despótico tirano
aplica mano de hierro
obligándoles al pago
de injustos y altos impuestos.
En los pueblos se murmura
que aquello ya es atropello.
Aún no ha brotado la mies,
aún no ha mamado el cordero
y ya se llevan el grano
y al pastor lo llevan preso.

III
No puede el sol enfriar
ni el arroyo estarse quedo,
así la historia no puede
ser siempre yugo del pueblo.
En el siglo diecisiete,
el Borbón Carlos tercero,
recorría los caminos
de los polvorientos feudos
preguntando a los pastores,
inquiriendo a los labriegos,
por los males que arrastraba
su dura vida de siervos
y por los mansos pinares
que a Portillo ponen cerco,
todos responde a una
con un mismo sentimiento:
la fortaleza es el yugo
que nos oprime los cuellos;
hoy oprime a nuestros hijos
y oprimió a nuestros abuelos.
Conmovido el rey alcalde
del resignado lamento
de aquel pueblo castellano
manda que se agrupen luego
siete pueblos y que formen
comunidad entre ellos
y se llame Aldeamayor
de San Martín aquel término
con privilegio de villa
y autonomía en impuestos.

IV
Y así aquel uno de mayo
el rey don Carlos tercero
del año setenta y seis,
fecha de mil setecientos,
le concede a Aldeamayor
del Villazgo el Privilegio
con su título de villa,
su carta y su ayuntamiento,
jurisdicción alta y baja
y los típico derechos
para que ejerza el alcalde
dentro de los propios términos
y hoy es villa renombrada
la que ayer fue pobre feudo.

Crispín d’Olot con cariño para Aldeamayor

Rce. a la muerte de don Suero de Quiñones

ROMANCE A LA MUERTE DE DON SUERO DE QUIÑONES

En el suelo está don Suero,

no se mueve ni respira.

Hay silencio y conmoción

desde el puente hasta la villa.

Hay silencio y conmoción

del Órbigo a las orillas.

Lo tumbado del caballo

una lanzada enemiga.

Propinósela un rival

por venganza y por envidia;

propinósela un rival

que en mala hora nacía.

LLévanlo envuelto en sudario

doncellas y señoritas.

Preséntanselo a su dama

que llora a lágrima viva.

preséntanselo a su dama,

que llora descolorida.

- Malahaya sea Fortuna

que comete esta injusticia.

Besa a don Suero en los labios

con dos claveles de vida;

besa a don Suero en los labios

con llanto lava su herida.

Qué redoblen las campanas

de León y de Castilla

por el alma de don Suero

ya al fin libre de fatigas,

por el alma de don Suero,

caballero de valía.